Cómo saber si mi empresa tiene potencial para comenzar la internacionalización online

A día de hoy es más que evidente el gran avance del comercio electrónico. En 2020 las ventas online crecieron cinco veces más rápido que las presenciales, alcanzando un máximo histórico. En comparación con los dos años anteriores donde el crecimiento del comercio online internacional era dos veces superior al presencial, lo que deja claro que la tendencia venía siendo al alza.

Un dato que ninguna empresa debe obviar es que, no sólo si quiere seguir creciendo, sino si quiere seguir presente en el futuro comercial.

La crisis por la Covid ha intensificado esta tendencia, las restricciones a la movilidad y el cese de actividad de gran parte de las empresas hicieron que el canal online se convirtiera en la mejor opción para la adquisición de productos y servicios. Según un estudio reciente de Google, “Internacionalización online: una oportunidad para las empresas”, el 71% de los consumidores europeos realizaron compras online fuera de su país de origen.

Durante los meses de mayor incidencia y restricciones en Europa por la Covid, España fue líder absoluto con un crecimiento interanual del 67%, siendo el segundo trimestre del año el que registró los datos más elevados.

 

Crecimiento ventas online 2T

El 33% de los españoles adquirieron un bien a un establecimiento donde no habían realizado ninguna compra antes de la Covid. Se espera que en los próximos años esta tendencia continúe y aumenten de manera muy significativa el número de compras online. Los sectores a tener más en cuenta son la moda y la electrónica.

Esto está llevando a muchas empresas españolas, bien ofrezcan un bien o un servicio, a plantearse en invertir en plataformas de comercio electrónico y a aquellas que ya estaban presentes de manera online en el territorio nacional a internacionalizar sus ventas.

Concretamente el 30% de las empresas españolas planean invertir en sus plataformas de comercio electrónico en el próximo año y el 26% en mejorar su capacidad exportadora (datos del estudio de Google, “Internacionalización online: una oportunidad para las empresas”).

Sin embargo aún hay un miedo latente entre las empresas a iniciarse en la internacionalización, el cual se incrementa si le añadimos el canal online. Las barreras de entrada de los diferentes mercados, la falta de recursos humanos cualificados o la logística son los obstáculos más comunes que las empresas se encuentran a la hora de internacionalizar sus empresas.

A pesar de esto, queda claro que hay una necesidad cada vez mayor de estar presente de manera digital e internacional para seguir presente en el mercado.

Pero antes de abordar la internacionalización online de nuestra empresa debemos tener en cuenta una serie de requisitos o pasos previos, así como un plan estratégico muy bien definido, pues un paso en falso podría tener consecuencias muy negativas para nuestro negocio.

Respecto al plan estratégico, una técnica que esta resultado ser muy efectiva es la omnicalidad. ¿Qué es la omnicanalidad? Pues se trata de darle un enfoque multicanal al marketing de la empresa, de forma que el cliente obtiene una experiencia integrada y coherente sin importar donde se encuentre. ¿Por qué?, muy sencillo, bien sea desde su teléfono móvil o en el propio establecimiento el cliente desarrollará la misma experiencia a la hora adquirir el bien o servicio seleccionado.

Esta estrategia consigue que la empresa unifique su mensaje, objetivos, diseños y metas en todos los canales en los que se encuentra presente, optimizando el rendimiento de todas ellas al mismo tiempo y acelerando el proceso de compra.

A continuación haremos un listado de requisitos fundamentales que nuestra empresa debe cumplir para poder comenzar una internacionalización online y lo haremos respondiendo a cinco preguntas:

  1. ¿Hasta dónde puede llegar el bien o servicio que ofrezco sin depender de un tercero?

Es importante determinar hasta qué punto llegan los recursos de mi empresa en el proceso de adquisición de un producto o servicio por parte del consumidor en destino. La logística es una de las mayores barreras a la hora de posicionarnos internacionalmente y es requisito indispensable contar con un plan y una buena estrategia para llevarlo a cabo.

¿Voy a poder gestionar yo solo los envíos o sería mejor optar por otras opciones como empresas de mensajería consolidada?

Si la respuesta a la primera pregunta es ‘no’ debemos hacer un trabajo previo de búsqueda de aliados en otros mercados para encontrar una solución que cumpla con nuestros requisitos y los de nuestros clientes e intentar llegar a acuerdos con terceros que nos permitan ofrecer el mejor servicio posible.

 

  1. ¿Cuento con capacidad de producción o prestación de servicios ociosa?

Una vez que la situación en el mercado nacional está más que cubierta, nuestro producto o servicio bien posicionado y contamos con una imagen muy bien definida entre los consumidores, es hora de calcular si disponemos de suficiente capacidad de producción o prestación de servicios para hacer frente a la futura demanda internacional.

 

  1. ¿Tengo suficientes recursos financieros para hacer frente esta nueva situación?

Nuestra empresa debe contar con una buena situación económica y financiera pues tendremos que hacer frente a todas las posibles situaciones que podamos encontrarnos en el camino, a corto o largo plazo. Necesitaremos disponer de recursos financieros para las actividades comerciales y de marketing, así como la posibilidad de financiación para potenciales clientes.

  1. ¿Cuento con recursos humanos cualificados y preparados?

Estos son de suma importancia, necesitamos contar dentro de nuestra plantilla con personas capaces de desarrollar la actividad internacional de nuestra empresa. Deben tener un conocimiento mínimo del funcionamiento de los mercados internacionales, así como de técnicas de comercio exterior e internacionalización online.

  1. Y por último, ¿podrá mi empresa crecer de manera sostenida y controlada?

Llegados a este punto y habiendo dado respuesta las cuatro preguntas anteriores, debemos tener en cuenta que todas las variables deben de estar en equilibrio. La internacionalización online de nuestra empresa puede suponernos un gran beneficio económico pero la falta de un plan logístico adecuado o la carencia de personal cualificado para desarrollar y hacer frente un posible crecimiento podría poner en riesgo todo nuestro negocio.

Aún con todas estas variables controladas es posible que necesitemos ayuda para que nuestra empresa comience a internacionalizar de manera online su actividad. En IPEX te ofrecemos toda nuestra estructura para que aumentes la posibilidad de abordar con éxito otros mercados y puedas encontrar solución a todos o algunos de los requisitos mencionados con anterioridad.

Consulta nuestra web

O ponte en contacto con nosotros a través del correo

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

¡Quiero!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la información y noticias de IPEX